Una visión desde la trinchera

En mayo se ha sorteado, entre los fans de mi fan page de Facebook un ejemplar de mi libro “El líder interior” editorial Granica.


La ganadora de dicho sorteo fue Paula Crombas Martinez, de la ciudad de Mendoza, Argentina, de 34 años y Licenciada en Comunicación Social, quien trabaja en el Instituto de Juegos y Casinos de de Mendoza como responsable de Medios de Comunicación.


Como será política futura, a los ganadores se les hará una entrevista para mi blog con el objeto de conocer su visión respecto a variados temas de Management. Comparto con ustedes las respuestas de Paula:


 

¿Cuál crees debería ser la visión del Management del siglo XXI?


Creo que el management del siglo XXI debe plantearse desde una visión más integradora entre los diferentes actores involucrados en una organización, cualquiera que sea el tipo de ésta  (privada, estatal, grande, pequeña o de tipo familiar), para que de esta manera, todos puedan aunar esfuerzos y lograr de forma más rápida, ágil, y sobre todo sinérgica, el cumplimiento de los objetivos planteados.


Los objetivos de aumentar la rentabilidad o de pensar exclusivamente  en la acción-conceptos más relacionados con el management tradicional-, pienso que hoy constituyen objetivos muy cortos. El “nuevo” objetivo del management del siglo XXI debería centrarse en  que la empresa/organización debe dar calidad de vida a la gente, tanto interna (dentro de la empresa), como en la sociedad.

 

¿Cuáles son las cualidades que destacarías de un buen líder?


Creo que un buen líder debe ser una persona flexible, con la capacidad de adoptar una actitud que incluya conceptos como la creatividad, la innovación además de la competencia técnica, cognitiva y emocional que posea;  todo lo cual permita que éste pueda dirigir a su grupo, a la realización y alcance del éxito. Un líder debe ser una persona segura, respetable, en donde las individualidades de su equipo sean reconocidas por él, no quedándose con una visión del “todo”.


Una persona capaz de permitir que sus seguidores puedan ser partícipes activos dentro de la esfera en dónde ejerce el liderazgo. Debe saber implementar órdenes pero también aceptar sugerencias; deben ser líderes comprometidos con sus valores y en consecuencia, comprometidos en el trabajo que realizan.


¿Qué pautas tienes en cuenta a la hora de negociar con las personas?


Antes que nada considero que para lograr una buena negociación con la otra parte es necesario lograr una buena COMUNICACIÓN. Como licenciada en comunicación social, considero que cada parte del proceso comunicacional (EMISOR-RECEPTOR- MENSAJE- CANAL- FEEDBACK), implicado en el acto de negociar, es de gran importancia para alcanzar el éxito. 


Esta comunicación deberá ser basada en un conocimiento previo de la otra parte involucrada, poseer una actitud abierta a la escucha del otro, a las necesidades propias y ajenas, en síntesis, permitir que ambas partes logremos quedar satisfechos y así alcanzar el éxito o la ganancia.


¿Qué es la automotivación? ¿Qué haces para automotivarte?


Desde mi punto de vista, considero que la automotivación seria como una especie de conjunto de  herramientas (emocionales, sensoriales y cognitivas), a las cuales apelo en mi vida diaria, y que me sirven para alcanzar objetivos planteados, tanto mediatos como inmediatos. Un ejemplo claro y sencillo y que he vivido, es el de realizar una especie de “limpieza” en mi vida, de aquellas situaciones y personas que veo que no suman a mi crecimiento como persona, todo lo contrario. 


Personas y situaciones que no ayudan a tirar de mi carro sino que ponen trabas en mi camino. Y sí centrarme en encontrar aquellas que me permitan realizarme y me impulsen para adelante como pueden ser los afectos sinceros, la realización de cursos que amplíen mis conocimientos profesionales y personales, viajes que me permitan “abrirme” a nuevas sensaciones, es decir, experiencias que me permitan enriquecerme como persona.


¿Cuál debería ser la forma de motivar de los jefes hoy en día?


Creo que la forma más importante en la que un jefe puede motivar a su equipo es antes que nada, reconociéndoles el trabajo que éstos realizan y, en consecuencia, otorgándoles algún tipo de recompensa, sea esta monetaria o relacionada con sus funciones específicas dentro del lugar en donde trabajan. A partir de un empleado motivado, valorado y recompensado por su


¡Gracias por el libro y sobre todo por brindarme este espacio!

Paula

Si lo que acabas de leer te ha gustado, te invito a compartirlo:




Me gustaría saber tu opinión:

 
Rss Feed Tweeter button Facebook button Linkedin button Flickr button Youtube button