El conocimiento está en nosotros

“Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñas.”

José Ortega y Gasset

 

Si en mi anterior post hablaba del Arte de Hacer Preguntas en este hablaré del conocimiento que esas preguntas deben descubrir en nosotros. Y para ello comienzo citando a un gran filósofo y escritor español, ya que estoy convencido de que nunca debemos tomar nada de lo que nos digan o enseñen otros como verdades absolutas…


Y no las debemos tomar como verdades absolutas porque no lo son. Por el contrario, nuestra misión es escuchar siempre con espíritu crítico y reflexivo todo lo que nos llega en forma de enseñanza, comentario o consejo. Entonces, luego de recibir esas “verdades” provenientes de amigos, familiares, profesores o medios de comunicación, debemos realizar un severo análisis a fin de cuestionarlas o ponerlas a prueba, ya que si no las sometemos a un riguroso debate interno, esas mismas certezas estarán expuestas a degenerar finalmente en dogmas o prejuicios que, lejos de ayudarnos en nuestro camino, pueden llegar a transformarse en una verdadera carga.


Como profesor universitario, ésta es la postura que intento mantener frente a mis alumnos, convencido de que en su propia inquietud por investigar y en sus dudas acerca de lo que escuchan de mí, encontrarán, en esencia, las respuestas a sus preguntas. Como dijo Richard Bach: “Aprender es descubrir lo que ya sabes, hacerlo es demostrar que lo sabes y enseñar, es recordarles a otros que lo saben tan bien como tú”.


Por eso, estimulo a los estudiantes a ejercer una sana irreverencia y desenfado en su actividad en clase. Y nunca rechazo una pregunta o refutación, ya que tengo la convicción de que mis alumnos no están para adornar lo que yo sé, sino para ponerlo en duda. Y la duda, es lo que los salvará porque los hará libres.


La idea que propongo en este artículo es, permitirnos cuestionar con sana curiosidad alguno de los postulados que escuchamos día a día a fin de verificar su aplicación, utilidad y veracidad, ya que sólo luego de su necesario análisis, podremos elegir entonces con libertad seguirlo, si así nos place. No aceptemos todo como ovejas, cuestionemos a los demás y cuestionémonos a nosotros mismos sobre nuestras creencias y pensamientos. Quizás descubramos que no son nuestros sino muchos de ellos, copiados o heredados.


Yo confío plenamente en las personas y trabajo por su independencia de conciencia, ya que si no comprendiera la valía interna y latente del ser humano, no podría transmitir ninguna enseñanza positiva ni esta podría desembocar en un resultado eficaz. Es por ello que si la enseñanza que hoy se da en las Universidades y Escuelas de Negocio,  no produce en los alumnos una resonancia personal e interna que transforme sus paradigmas y haga salir todo su potencial, no puede procurar ninguna clase de conocimiento.


Las personas son poderosas porque poseen el conocimiento dentro de si mismos, el profesor, maestro, filósofo o coach tiene la enorme tarea de hacer salir esa magia. En palabras de Platón: “Todo lo que el hombre aprende está ya en él”. Porque todas las experiencias propias y ajenas, como también todo lo que nos rodea, no es más que un estímulo para ayudarnos a reflexionar y reconocer lo que ya hay en nosotros mismos.


Si, aunque no lo sepas, ese conocimiento ya lo posees dentro de ti mismo. Como dijo Galileo Galilei “No se puede enseñar nada a un hombre, sólo se le puede ayudar a descubrirlo en su interior” o siguiendo a Sócrates, podríamos decir que el hombre nace con un conocimiento interno que es preciso despertar o hacer salir.


Como lector, tu ya conoces todo lo que estás aquí leyendo,  escuchas y observas día a día. Y lo conoces porque está dentro de ti aunque a veces lo puedas poner en duda. Mi propuesta como coach es que mediante un proceso de auto pregunta personal (hacer auto-coaching) puedas sacar a la superficie todo ese conocimiento. Y este conocimiento se extrae solamente concentrándose en uno mismo y formulándose numerosas y poderosas preguntas. En mi próximo post hablaré de las “preguntas poderosas” para que puedas entrenarte.


Es mi intención, como la de todo buen coach que su entrenado pueda extraer de su interior todo el conocimiento que ha ido acumulando a lo largo de los años para transformarse en la persona que siempre ha soñado ser y lograr sus más ansiados objetivos.


Por ello, mi objetivo es que te transformes en el protagonista de tus resultados y para ello apelo a tu sabiduría interior. No dejes que los demás te digan que hacer o que pensar, confía en tu intuición, gran guía para las grandes decisiones.


Muchas veces me pregunto: ¿Cuantos se dejan guiar ciegamente por las teorías y posturas de los demás?, ¿cuántos confían más en el consejo de un familiar o amigo que en lo que realmente siente o piensa? 


No nos dejemos influir por falsos guías, confiemos en nosotros mismos y en que el conocimiento ya está dentro de nosotros. Por ello, reflexionemos sobre aquello que deseamos alcanzar y vayamos a por ello siempre confiados en nosotros, ya que dentro nuestro reside un verdadero guía, nuestro guía interior…




Si lo que acabas de leer te ha gustado, te invito a compartirlo:




Me gustaría saber tu opinión:



One Response para “El conocimiento está en nosotros”


  1. Vero Says:

    Un artículo realmente valioso.

    He encontrado respuestas a alguna de mis preguntas. Sí, cierto que ya las conocía pero este escrito les ha añadido luz, aparte de que no sé el porqué acabé con una sonrisa, con lo serio que es esto de conocer(se).

    El escrito “Preguntas Poderosas” es genial.
    No puedo decir que sí conocía esa manera de obtener respuestas. Ahora puedo comprender que mi mente se quede muda en muchísimas ocasiones.

    Toda pregunta ya lleva en sí la respuesta. Cuando se queda en blanco es que hay que enfocar de manera diferente :)

    Buscaba algunas respuestas y he obtenido confirmaciones. Muchas gracias.


 
Rss Feed Tweeter button Facebook button Linkedin button Flickr button Youtube button